sábado, 24 de noviembre de 2012

Problema en la web de Kobo

Una noticia de Noviembre del 2012 anuncia que hubo un serio problema en la página web de Kobo, el fabricante japonés de libros electrónicos y tablets. En los stands virtuales de Kobo no se volvieron a ver nuevos lectores electrónicos. Esta empresa frente a la ola competitiva está en gran desventaja, a saber por la desaparición de los aparatos. El sitio web no estará generando tráfico cuando se den cuenta los clientes.


La noticia afirma que para Kobo puede llegar su fracaso por no tener qué pueda vender en su página web en la que se encontraban los libros electrónicos, mientras las otras empresas estarán logrando para mostrar los suyos y así realizar un gran negocio gracias a la actitud de esta empresa que se quedó inactiva.

En la proximidad de la temporada de navidad, cada cliente estará buscando en la página de Kobo los lectores electrónicos para realizar algunos regalos a sus amigos o familiares, pero la sorpresa que se llevarán es la de que la página de Kobo se encuentra totalmente vacía, sin pensar quizá en que más luego llegarán.

La opinión de algunos otros empresarios es que Kobo está cometiendo una locura al no haber seguido adelante con la venta de los lectores electrónicos a sus clientes. Los clientes van en busca del último lector para comprarlo, pero ya la página aparece vacía y no existe ningún indicio de que se reactive pronto.

Muchas de las empresas están vendiendo sus productos en línea, y ni siquiera dejan de hacerlo aunque tengan ventas en tiendas tradicionales. Se dice que en la página existen enlaces que conducen a páginas de los minoristas, pero la pregunta que surge es ¿en qué lugar es que estos minoristas están comprando?.

Pareciera indicarse que Kobo tenga la intención de atender sus ventas desde sus minoristas, los cual está indicado por los enlaces que aparecen en su página. De cualquier manera a la conclusión a la que se puede llegar al respecto es a la de que Kobo está cometiendo un error comercial al haberse desprovisto así.

Si alguien entra a la página de Kobo, lo mejor que debe hacer es no ir en busca de un dispositivo nuevo porque a lo mejor no lo va encontrar. Todavía queda algo por decir, asume el autor de la noticia, Kobo no tiene dispositivos nuevos, ni los de fabricación antigua, parece que todo está en extinción para la empresa.

Definitivamente, la empresa desapareció todo lo que tenía en existencia para sus clientes.

Más sobre Kobo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada